® Claudia García - Image Consultant & Personal Shopper

Please reload

BÚSQUEDA POR TAGS: 

CÓMO MEJORÉ LA SALUD DE MI CUERPO

27/02/2019

Más allá de un post sobre el peso, medidas y demás cosas que se nos pasan por la cabeza. Este artículo es sobre la salud de mi cuerpo. El proceso por el que tuve que pasar y sobretodo a lo que renuncié para sentirme mejor cada día.

 

No quiero que tomen mis palabras y mi "rutina de alimentación" como algo para estar "flacas", sin antes consultar con sus médicos y nutricionistas. Además, recuerden que cada una es dueña y señora de su propio cuerpo y eres libre de decidir sobre "cómo te gusta verte", si más flaca y tonificada o con un poquito más con curvas. Todo depende de ti y es para ti. NUNCA CAMBIES POR ENCAJAR EN UN MUNDO DE MODA NI POR NADIE QUE TE EXIJA ESTAR COMO A TI NO TE GUSTA ESTAR.

 

Empezando por la historia de mi vida...

 

Vengo de una familia que se considera como de "contextura delgada", además mi madre nos inculcó a comer sano y siempre a nuestras horas. Las gaseosas y golosinas no eran parte de nuestros días. Además, nos enseñaba a entrenar desde pequeños, ejercicios que se adaptaban a nuestras edades. Es así que siempre he mantenido mi cuerpo sano por mucho tiempo.

 

Pero llegó la juventud, las salidas y esas rutinas de stress que nos trae el trabajo. Es aquí, donde yo confiaba en "mi genética delgada". A pesar de esto,  conocí la comida chatarra, los tragos de fines de semana y el cigarro. Esto hacía, que por más que entrenase en el gimnasio, tenga mucha celulitis y mis brazos y piernas llenas de grasa que nunca se iba.

 

Cuando quedé embarazada, mi alimentación cambió por completo. No quería nada sano. Me alimentaba de fideos con queso parmesano, tortas ENTERAS, ollas de arroz con leche, golosinas, pizza, pollito a la brasa, gaseosas, entre otras barbaridades. Es así que subí alrededor de 25 kilos!!!, considerando los kilos ganados previos al embarazo producto de mi tratamiento de hormonas para poder tener a nuestro bebé.

 

Luego de un año de haber dado a luz, mi cuerpo no regresaba al peso, pero sobretodo, me sentía pesada, con dolores de cabeza, me dolían las piernas, sentía mucho sueño todo el día (ni el café me ayudaba).

 

Es así que, cambiando a una nueva ginecóloga, me mandó unos análisis de sangre. El resultado alarmante: Mi nivel de azúcar estaba en la cima, al borde de considerarse una PRE DIABETES. Cuando el metabolismo de la insulina no funciona correctamente, las células de los tejidos dejan de asimilar correctamente la glucosa y ésta se acumula en la sangre. Debido a que mi alimentación durante el embarazo había cambiado, además yo seguía comiendo en exceso y sobre todo considerando que tengo ovarios poliquísticos.

 

Mi doctora fue clara y me dijo: "No voy a permitir que seas diabética a los 35 años". Además, no quería que, si seguía alimentándome de cierta manera, tenga que derivarme a un endocrinólogo. Así que me dio una lista muy clara de los ALIMENTOS QUE DEBÍA EVITAR para que mi nivel de azúcar baje.

 

He ahí que empecé "no tan estricta" a cambiar mi alimentación. Pero luego de dos meses, mi esposo me acompañó porque no creía que era tan grave (y yo tampoco), así que la doctora volvió a explicarme y recalcarme que esto es serio y que la comida podría malograr por completo mi salud.

 

Así que puse manos a la obra. Tomé verdadera conciencia y decidí cambiar por completo mi alimentación. Y aquí les muestro cuáles son mis nuevos hábitos, alimentos y rutinas...

 

EVITO LO SIGUIENTE:

  • Harinas procesadas: Pan blanco e integral. Tortas. Fideos blancos e integrales.

  • Arroz blanco e integral. Sin arroz no vas a morir. Lo máximo que me dijo la doctora que puedo comer es una cucharada de arroz, dos veces por semana, pero el arroz es mi debilidad, así que ni lo pruebo jajaja.

  • Postres y golosinas.

  • Gaseosas o bebidas con azúcar añadida.

  • Lácteos.

  • Embutidos.

  • ALCOHOL (no bebo hace 5 meses aproximadamente, ni una copa de vino, ni listerine jajajaja)

 

INCORPORÉ A MI VIDA:

  • Extractos de frutas y verduras. Mi esposo me hizo uno de los mejores regalos: Un extractor slow press. No es como el cold (que cuesta el doble), pero cumple la misma función. Un buen extractor como el mío no calienta con cuchillas ni oxida las vitaminas de las verduras (como las licuadoras). De estos extractos tomo los más que pueda. Mínimo uno en la mañana. Luego a media mañana o media tarde.

  • Toma agua, mucha agua. Yo tomo mínimo 5 litros de agua al día. Soy fan del agua desde siempre, así que no me cuesta.

  • En lugar de arroz, preparo quinoa graneada. La preparación es la misma que el arroz en la olla. (Esta receta la aprendí de Vanessa Tello y es buenaza). Les juro que sabe bien y ni te acordarás del arroz. Igual no es que coma quinoa todos los días pero sí unas 3 veces a la semana.

  • Ensaladas por doquier. Full ensaladas. Con muchas verduras crudas. Le agrego pollo, carne o atún.

  • Full menestras. Estas serán tu fuente de carbohidrato y te mantendrán llena.

  • En las noches donde tengo hambre, preparo tortillas de verduras (las que encuentre como espinacas, brócoli, etc) con dos huevos batidos, cebollita y tomate para aderezar.

  • Si te provoca algo dulce, tu primera opción siempre debe ser una fruta. Sino hay muchos sitios que venden postres saludables: Barra Alquimia, Armónica café (les debo una visita, porque me han hablado maravillas.

  • Matcha. Compré una matcha ceremonial en polvo en La Sanahoria y tomo té frío de matcha para reemplazar el café. Me da una energía de locos.

  • De vez en cuando como cereales integrales y granola. Ojo, que a pesar que tenga algo de azúcar, como como super sano, no me mata.

  • Reemplacé la leche de vaca y el yogurt por leches vegetales.

  • Agregué Complejo B, Magnesio, cápsulas de Hercampuri (hierba que desintoxica el hígado. Solía tomarla en té pero sabe horrible, así que las pastillas me caen bien).

  • Si tengo antojo de golosina, hay algunas galletas y wafles especiales para Diabéticos. Hay una tienda que siempre les recomiendo donde encuentran vitaminas, productos y demás alimentos para diabéticos. La encuentran en Instagram como @casasaludablediabetico Está en Jorge Chavez 125 int. 104, Miraflores. Los precios son super buenos.

 

Si bien entreno cuando mi horario de mamá y emprendedora lo permite, me he dado cuenta que la alimentación es lo principal. El cambio ha sido notable. Mi piel ha cambiado. Mi cuerpo tiene energía pura. La celulitis ha bajado considerablemente. Por familia, somos de piernas y brazos gruesos, pero bueno, en algo bajaron.

 

Recuerda y considera SIEMPRE COMER A TUS HORAS. Yo no paso más de 3 horas sin comer. Aunque sea una fruta. Una barra de proteína. Pero no te mates de hambre. Créeme que con todo lo que te he detallado acá vas a estar feliz con tus comidas.

 

Bueno, espero que les haya servido como inspiración. Solo un poco de mi nueva vida que quería compartir con ustedes.

 

Un abrazo,

 

 

 

 

 

 

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

GUÍA DE COMPRAS TIPS DE MODA Y BELLEZA LIFESTYLE